TAGÜITA (Porphyriops melanops)


Perteneciente al orden de los Gruiformes y a la familia de los Rálidos la tagüita (Porphyriops melanops) es llamada por los mapuche kutrümadi. Tiene una longitud de 29 cm. Cabeza y partes superiores del cuello azulino violáceo muy oscuro con la frente y corona negros. Pecho y restos del cuello gris claro variando gradualmente a blanquecino en el abdomen. Flancos pardos aceitunados con manchas claras redondeadas. Dorso, lomo, supracaudales y alas color pardo oliváceo. Pico y escudo frontal verde amarillento casi fosforescente según el ángulo con que se vea. Patas de color verde amarillento e iris rojo.
 



Fácilmente reconocible por su forma de nadar moviendo acompasadamente la cabeza debido a la ausencia de membranas natatorias en las patas, característica que comparte con todas las taguas. Su alimentación la constituye la vegetación acuática en las márgenes de los cuerpos de agua. También bucea buscando las plantas del fondo.





Su nido, fabricado de pasto o juncos y con un semitecho, puede estar ubicado en la tierra húmeda o flotando en el medio acuático. Coloca de 4 a 6 huevos blancos con pintas oscuras de un tamaño menor que el de las taguas.





Residente común en lagunas Recamo y Redacamo, humedal Rocuant-Andalién, estuario Lenga, Carriel Norte y lagunas Camino a las Industrias. También es relativamente frecuente en los cuerpos de agua de la península de Hualpén y en laguna Price.