TORTOLITA CUYANA (Columbina picuí)



 La tortolita cuyana (Columbina picui) pertenece a la familia de los Colúmbidos, incluída en el orden de los Columbiformes. Tiene una longitud de 18 cm. Coloración café grisácea por encima y vinosa pálida con tonos lívidos por debajo, aclarando hacia el blanquecino en el abdomen y subcaudales. Cabeza gris clara con frente blanquecina y corona gris. Alas negruzcas con las coberteras mayores y medianas gris parduscas con borde blanco en su barba externa. Las coberteras menores presentan una banda transversal azul metálica. Cola gris pardusca con las rectrices externas blancas. Esto hace que al volar muestre un ribete blanco a los lados de las alas y cola. Pico negro, patas rosadas e iris lila. Ave solitaria, a lo más se le ve en parejas o grupos promedios de a tres. Bastante confiada ante la presencia humana. Se alimenta básicamente de granos. 



 
Nidifica entre septiembre y febrero con hasta 3 puestas por año. El nido, casi plano, es un simple piso de palitos y ramas algo desordenadas en el ramaje bajo de los árboles, a veces cerca de las habitaciones humanas o en laderas de cerros cercanos a riachuelos, huertos y viñas. Pone generalmente 2 huevos pequeños, blancos, semejante a los de todas las palomas.



Residente relativamente común en la ciudad. Registros en la bahía de Concepción y laguna Redacamo, también en los sectores Denavi sur, Arenal, San Vicente, Mediocamino y Camino a las Industrias. Un registro rural en la península de Hualpén.