CHINCOL (Zonotrichia capensis)


Representante de la familia de los Emberízidos, el chincol (Zonotrichia capensis), llamado por los mapuche menkutoki. Tiene una longitud de entre 14 a 16 cm. Cabeza gris con 3 líneas a cada lado que van desde el pico en dirección a la nuca. Plumas de la corona eréctiles. Presenta un ancho anillo castaño rufo alrededor del cuello dándole un aspecto de bufanda. Partes superiores café con estriado negruzco e inferiores blanquecinas con el pecho lavado de grisáceo. Alas gris oscuras con dos bandas transversales blancas. Cola parda oscura. Pico y patas color cuerno.

La hembra es similar pero las plumas de la corona no son eréctiles. Tanto urbano como rural. Básicamente insectívoro, complementa su dieta con semillas y aún restos de cocina.



Su característico canto, compuesto por 4 notas que se repiten, lo hacen fácilmente identificable.
  
El juvenil es de color café grisáceo intensamente jaspeado y sin el tono rojizo del cuello. Pecho café terroso muy vermiculado longitudinalmente.



Anida de septiembre en adelante, 2 o 3 veces cada temporada. Construye un nido tipo taza fabricado con palitos y recubierto interiormente de plumas que ubica en arbustos y árboles, aunque también lo hace en el suelo, escondido entre el pasto. Pone de 3 a 4 huevos de tono verde pálido manchados con pintas o anillos café oscuro o café lila rojizo. Medidas: 20 x 15 mm aproximadamente.



Residente muy común en humedal Rocuant-Andalién, penínsulas de Tumbes y Hualpén, sector Lenga, laguna Price, matorrales quebradas, cerros y áreas urbanas.