CHURRÍN (Scytalopus fuscus)


Otro representante de la familia de los Rinocríptidos (Tapaculos) incluida en el orden de los Paserifórmes es el churrín (Scytalopus fuscus). Los mapuche lo llaman triftrifken. Tiene una longitud de 12 cm. Cuerpo negro apizarrado muy oscuro en la cabeza y zona dorsal. Presenta un tinte con tendencia al café en las subcaudales y alas. Algunos ejemplares tienen un mechón de plumas plateadas en la frente muy variable en extensión, lo que les da una seña individual. Pico negro y patas color cetrino oscuro.



Aunque es frecuente escuchar su repetitivo canto, es un ave extremadamente difícil de observar dado sus hábitos ocultadizos y la espesura de su medio (matorral cerrado). Terrestre o saltando de rama en rama siempre en el mismo arbusto. Cuando vuela lo hace a mediana altura sólo para ocultarse en otro ramaje más lejano. Siempre con la cola erecta cuando escarba el suelo removiendo hojas y tierra en busca de insectos y sus estados larvales, además de otros pequeños invertebrados terrestres.


Nidifica entre octubre y noviembre. Construye su nido en la pared de un corte de terreno, con una entrada formada por un túnel de unos 50 cm. que desemboca en una cámara forrada de musgo, crin de caballo, pasto fino u otro material suave, siendo muy difícil de ubicar. Pone 2 o 3 huevos blancos. Medidas: 22 x 17,4 mm aproximadamente.

Residente común. Registrado en el cerro La U, en las  penínsulas de Tumbes y Hualpén así como en el sector Lenga.