ZORZAL (Turdus falcklandii)


El zorzal (Turdus falcklandii) pertenece a la familia de los Túrdidos. Los mapuche lo llamaron wilki. Tiene una longitud de 26 cm. Partes superiores gris oscuras con tinte oliváceo. Cabeza negra con las plumas de la frente marginadas de café claro. Garganta parda blanquecina con estrías longitudinales negras. Abdomen y pecho amarillento grisáceo con las subcaudales blanquecinas. Alas y cola negruzcas. Pico y patas amarillas. Ojo oscuro con los párpados amarillos. Bastante activo, observándosele frecuentemente en busca de alimento en el suelo, con su clásica postura erguida. Sus presas son lombrices, insectos y otros invertebrados como caracoles de jardín. También consume bayas silvestres como Maqui o Murta y frutas como nísperos, uvas o cerezas. Imita el canto de otras aves. Su áspero trino de alarma suele escucharse durante todo el día.

El juvenil tiene las partes negras son reemplazadas por café. El vientre presenta un moteado negruzco. Pico y patas café claros.




Anida de septiembre a octubre con 2 o 3 puestas al año. Su gran nido, tipo taza, de ramas pegadas con barro y forradas de pasto seco y plumas lo esconde entre el follaje de los árboles. Pone 2 o 4 huevos azul verdoso con gran cantidad de pintas café rojizas. Medidas: 32 x 24 mm aproximadamente.

Residente muy común en las penínsulas de Tumbes y Hualpén, sector Lenga, humedal Rocuant- Andalién, laguna Price, matorrales, quebradas, cerros y ambientes urbanos, donde su población ha aumentado los últimos años.