CHUCAO (Scelorchilus rubecula)



El numeroso orden de los Paseriformes agrupa una gran cantidad de familias, siendo la de los Rinocríptidos una de las que incluye los pájaros más peculiares de Chile. Es a esta familia a la cual pertenece el chucao (Scelorchilius rubecola), ave típica del suelo de bosques de Nothofagus y densas agrupaciones de Quila. El chukaw, como lo denominan los mapuche, mide entre 17 y 19 cm y es dorsalmente pardo oliváceo con tinte café rojizo en aves viejas. Las bridas, auriculares, garganta, cuello y pecho rojo ladrillo. Vientre y subcaudales barrados irregularmente de blanco y negro. Manto pardo. Pico negro, flancos y piernas grises.



Se mueve ágilmente en el suelo o entre la vegetación. Siempre con la cola levantada. Es habitualmente oído, ya que sus vocalizaciones son muy potentes. Ocasionalmente es curioso y se deja ver. Escarba el suelo a semejanza de las gallinas.
En su nidificación ocupa un territorio de aproximadamente  0,3 ha, y se muestra tolerante con los adultos que ocupan territorios adyacentes. Construye un nido en primavera en cuevas que él mismo cava y pone 2 a 4 huevos blancos.

Residente muy ocasionalmente. Registrado en la península de Hualpén, sector quebrada de Los Burros.