PLAYERO BLANCO (Calidris alba)



El orden de los Caradriformes agrupa a aves tan diversas como las gaviotas, los chorlos y los playeros. Estos últimos forman la familia de los Escolopácidos, en la que se incluye al playero blanco (Calidris alba), también llamado  pollito de mar, como otros tantos playeros.

Es un ave pequeña, con 17 a 21 cm de longitud, de coloración general muy blanca a la distancia. Las partes superiores son gris ceniza con finas rayas parduscas poco notorias. Cabeza gris, excepto la frente y las auriculares, que son blancas. Parte frontal del cuello y todo lo ventral de color blanco. Pico negro, algo grueso. Piernas negras.
En vuelo se le ve dorsalmente una banda blanca en las alas, con extremo negro. Lomo y supracaudales gris oscuro.





En plumaje de reproducción tiene las partes superiores y coberteras alares color castaño con pintas oscuras y ribetes pálidos. Cabeza y pecho con el mismo patrón, pero marcadamente mas castaño.

 

Vive en la costa, ocasionalmente en el interior. Corre rápidamente tras las olas siguiendo el movimiento de la resaca, sin dejar que el agua lo toque. Gregario, vuela en compactas bandadas que se mueven al unísono. Se le puede observar activo de noche, alimentándose o volando.





Anida en el hemisferio norte hacia las regiones árticas. Nidifica en el suelo construyendo nidos relativamente elaborados. Pone 2 o 4 huevos de color verde oliváceo.

Visitante estival. Avistado en el humedal Rocuant-Andalién en compañía de C. Bairdii o en grupos pequeños en la bahía de Concepcipon, canales Ifarle y El Morro.